Este fin de semana ha sido el primero…

            Este fin de semana ha sido el primero en que nos hemos visto tres días: viernes, sábado y domingo. Un montón de horas, si lo comparamos con cómo venían siendo las visitas. Y, como siempre, he aprendido mucho, muchísimo contigo.

Por ejemplo que te encantan los libros de Teo, esos que compré en un mercadillo sabiendo que los que yo leía, los originales ochenteros, esos no será fácil sacarlos de Gijón. Hasta los pedías por el nombre, “Teo, ma. Ma Teo”. Y claro, yo, embobado.

También que me encanta despertarte de la siesta, de esas siestas de más de dos horas que te pegas. Será porque tampoco me gusta que me despierten ni que me saquen de algún sueño bonito y profundo. Tú, además, te haces una bolita y te abrazas a quien te despierta entre quejas y mimos. Y eso es demasiado. Los ríos de purpurina asolan la provincia :).

Hasta dentro de dos semanas no volveremos a vernos pero, al menos, tengo recuerdos, fotos, videos y muchas ganas que hacen que el tiempo pase rápido.

Besinos.

Comparte este/a entrada