Este fin de semana pasamos bastante rato jugando…

            Este fin de semana, pasamos bastante rato jugando con la pelota en una piscina pequeña pero profunda, huyendo del calor. Debimos dar doscientas vueltas a la piscina, persiguiendo la pelota de allá para acá. Fue divertido ver como empiezas a hablar más, con más palabras y algún atisbo de frase. Y fue muy divertido botar la pelota durante horas e intentar dormirte durante casi otras dos, hasta que me di cuenta que no tenías intención de seguir durmiendo. Pero sobre todo fue muy bonito recibir besos babosos tuyos.        

Comparte este/a entrada