Hay algo que has heredado por el mero…

            Hay algo que has heredado por el mero hecho de pertenecer a la estirpe de los Martínez, además de un futuro con halopecia y, probablemente, asma y es un sueño profundo a toda costa. El sábado te enfadaste cuando te desperté de la siesta a pesar de que me llevó casi diez minutos conseguir que abrieses los ojos, con besos, achuchones y mimos contínuos. El domingo, al repetir la operación y como ya nos conocíamos, me miraste con un ojo medio abierto, te volviste hasta quedar boca abajo y metiste la cabeza bajo la almohada intentando huir de la luz. Pero ni eso te libró de salir del sueño :-D.

Este fin de semana también caí en el detalle de que sabes los nombres de varios parientes de tu familia materna y, sin embargo, no sabías como me llamo. Ahora ya lo sabes, pronuncias algo así como de-do pero me vale y me encanta escucharte decirlo. Otra cosa más a añadir a la lista de generadores-de-babas-paternas. ¡Y van mil!

Comparte este/a entrada