Las zapatillas de papá

            Hoy jugabas a intentar poner la zapatilla en el pie de papá, al menos media hora,no lo conseguías, y volvías una y otra vez a intentarlo. No sé para que tienes juguetes si persigues como un loco por el salón una botella de plástico llena de agua, te encanta jugar así, pareces un gatín.      

Comparte este/a entrada