Archivos diarios: 30 marzo, 2006

3 entradas

certificaciones

Estos días estoy preparando el primer examen de la certificación del Linux Professional Institute (LPI) que, aunque de nombre pomposo, no es más que una especie de master que se logra al pasar cuatro exámenes (hay dos más, pero están en proceso desde el 2001).

Y aquí estoy, leyendo un montón de ficheros, en inglés y con prisas, que nunca son la mejor compañera de viajes. Mi idea era presentarme el próximo jueves y aprobar, porque sí, porque yo lo valgo, por imperativo legal, por cojones. El fracaso no es una opción y menos tratándose de linux, campo en el que se supone que me muevo como pez en el agua.

Se acabó el descanso…

linux, certificación, certification, lpi, lpi.org

gilipollas, días soleados y calzadas secas

Hay días en que el sol nos invita a hacer algo diferente, a cambiar el chip y buscar nuevas emociones que nos saquen del letargo de la rutina, días que nos obliguan, en definitiva, a movernos un poco más rápido de lo normal para combatir el tedio. En esos días diferentes, salgo en bicicleta, enrredo con el ordenador y doy un par de vueltas por Emérita Auguta pero, desde hoy, creo que voy a pensármelo dos veces antes de hacer estas cosas aburridas y tontas. Los días soleados, a lo que invitan, es a contradecir a un juez, a volar a 260 kilómetros por hora y luego llorar amárgamente la pérdida del carné. En definitiva a ganar el concurso de Gilipollas de mes con el mínimo esfuerzo.

El titular del Juzgado de instrucción número dos de Burgos, Miguel ÿngel Martín Maestro, ha echado una dura reprimenda al asturiano al que retiró el pasado mes de febrero el carné de conducir por circular a 260 kilómetros por hora, ya que en su recurso -por el que pretendía que el magistrado le devolviera el permiso- no mostró ningún signo de arrepentimiento y alegó que era imposible que fuera a esa velocidad, ya que su coche no puede superar los 250 kilómetros por hora. Añadió que, en su decisión, el juez ÿ«no tuvo en cuenta las circunstanciasÿ» de aquel día, ÿ«como que el día era soleado y la calzada estaba secaÿ».

Vía: La nueva España.

justicia, jueces, conducción, gilipollas