calor, trabajo, estopa…

hace mucho calor, en el zulo (el sótano de la oficina recibe este cariñoso apelativo) alguien tiene puesto a estopa en el ordenador y acabo de recibir 150 equipos para instalar. El mundo podría ser peor, pero, ¿cuanto?

siempre he dicho que los retos sacan lo mejor que hay en mí, que me ponen a prueba y, normalmente, la paso con nota. pero hoy, mientras descargábamos las 150 cajas con sus correspondientes pentium, me asaltaba una sensación de cansancio, de agotamiento que hace mucho, mucho tiempo que no siento. pero da igual, llevaba dos meses sabiendo que, tarde o temprano, tendría que enfrentarme a esto. sólo hay que mover los pies en una dirección; el cuerpo, fiel, seguirá a los pies. y rezar (el que lo haga) para confiar en que sea la dirección correcta.

me pongo con el primer equipo. deseadme suerte…

¡¡sus y a ellos!!

Comparte este/a entrada