duermen bajo las aguas (y 2)

No tenía pensado repetir cita porque, entre otras cosas es demasiado azucarado para mi gusto, pero ¿quien no haría una locura por su madre?

El libro, hasta donde yo recuerdo, trata sobre una española que por motivos políticos (creo) se ve obligada a vivir en Francia, donde conoce a Etienne, el Esteban que aparece aquí y con el que tiene una apasionada historia de amor.

Es tierno, bonito, sencillo y creo recordar que acaba de una forma diferente a la esperada. ¡Ah! Y está en el salón, junto a la estanquera de mármol ;).

— ¿Qué es el amor Esteban? Dímelo. Yo no sé nada. Me doy cuenta ahora de que nunca he sabido nada de nada.

Bordeábamos lentamente el mirador.

— Amor es esto: caminar el uno al lado del otro y darse cuenta de que nuestros pasos son acompasados; amor es no pensar en sí, sino en la felicidad del otro, en el placer y el bienestar del otro; amor es el tormento de la ausencia, llena de deseos e inquietudes; amor es la serenidad de la presencia, presencia tan colmada que puede incluso prescindir del deseo y la posesión; amor es hacer con naturalidad las cosas más absurdas […] sin pensar en el ridículo; amor es la sencillez absoluta de todos nuestros gestos, actos y pensamientos; amor es sentirse feliz con el amado, a solas, en medio de la muchedumbre, entre la belleza o en la fealdad… No sabría decirte más del amor. Tú eres todo amor. Intuitivamente deberías conocer cuanto te he dicho, a no ser que no hayas amado todavía.

Duermen bajo las aguas, Carmen Kurtz.

duermen bajo las aguas, carmen kurtz, cita

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “duermen bajo las aguas (y 2)”

Los comentarios están cerrados.