explota, explota mi corazón…

Al parecer, meter la iPod en la lavadora no es bueno y tratar de repararla con un destornillador, tampoco. En Australia, un quinceañero sufrio daños al explotarle la iPod (en inglés).

El primer párrafo es revelador:

Don’t put your iPod through the washing machine. And if for some reason you do, don’t try to fix it with a screwdriver.

Ya que en junio tengo los exámenes de la escuela de idiomas, me vuelvo a lanzar a la piscina:

No pongas tu iPod en la lavadora. Y, si por alguna razón lo haces, no intentes repararla con un destornillador.

Clarificador

Comparte este/a entrada