¡música, maestro!

He recuperado uno de los mejores discos que recuerdo y que hacía mucho, mucho tiempo que no escuchaba, principalmente porque sólo tenía la cinta de casete y ya no tengo nada que funcione con eso y sea portatil, el Waking up the neighbours, de Brian Adams. ¡Esta mañana es eléctrica!

PD me recuerda a mi primer walkman, mis dieciseis años, la nieve y los auriculares chillando a todo volumen, ladera abajo.

Comparte este/a entrada