¡ouch!

Finalmente, esta vez tampoco será. Ayer recibí, simultáneamente, mi nota del examen oral de inglés y una patada en la ingle. Ni tan siquiera he podido igualar mi mejor marca, un 4,25 y me quedo en un raquítico 4.

Bueno, sólo queda coger carrerilla para comenzar fuerte el cuarto asalto al título. Habrá que volver a apretar el culo y mirar pa’lante.

Comparte este/a entrada

Una idea sobre “¡ouch!”

Los comentarios están cerrados.