ya es setiembre en el corte inglés…

He decidido, por votación popular, volver a instaurar la corbata como atuendo laboral. Parece una tontería (y es muy probable que lo sea), pero quiero dar por cerradas las vacaciones y volver a pensar que no tendré descanso hasta navidades, para evitar malas leches y cabreos innecesarios.

Comparte este/a entrada