El sueño del mono loco Saliva, cinismo, locura, deseo…

ya no pintamos nada

Anoche, por fin, terminamos con la aventura de pintar el piso y ni tan siquiera se me ocurre un maldito comentario gracioso que ilustre nuestro hartazgo. Baste decir que todo iba a ser divertido y rápido como un viaje en el AVE, pero que nadie nos advirtió que se trataba del AVE a Barcelona.

No me voy a arrimar a un rodillo en lustros.

piso, vivienda, pintura

2 ideas sobre “ya no pintamos nada”

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad