Archivos diarios: 20 abril, 2007

3 entradas

juploadr

juploader

Ser un sufridor del software libre tiene pequeñas compensaciones, en forma de aplicaciones útiles y necesarias que, hasta que no las descubres, no crees necesitar. Yo siempre había estado contento con las seis casillas que da flickr para subir fotos, aunque sean doscientas y no había tenido necesidad de más. Hoy, lo que hace el tiempo libre, tenía que subir la última ristra de fotos tomadas en Gijón durante la Semana Santa y, aún no entiendo porqué, me puse a mirar en las herramientas para subir fotos a granel que enlazan en la web.

Windows, Mac, Windows, Mac… lo de siempre. Hace algún tiempo me pasé por ese mismo sitio y, como no, sólo era para sufridores de Windows, una sensación a la que, desgraciadamente, ya estoy más que acostumbrado. Sorprendentemente, al fondo del todo había un pingüino justo al lado del enlace a juploader, una fantástica herramienta hecha en Java, no todo va a ser perfecto, que permite ejecutar un montón de operaciones sobre las fotos, como marcarlas con etiquetas, subirlas, asignarlas a sets, etc… ¡desde linux! Así que, en poco más de media hora tenía ya todo perfectamente organizado y ordenado (tiquismiquis que es uno…).

Aunque esté hecha en Java, la interfaz es rápida e intuitiva, está traducido al castellano y tiene las opciones justas para resultar interesante sin ser imposible de entender. Es, en conclusión, una herramienta altamente recomendable.

flickr, herramientas, tools, upload, photos, fotos, juploadr

desde casa

Definitivamente, este catarro está crecido y va sobrado. Esta mañana tuve que rendirme a la realidad y asumir que no estaba para nadie, ni para nada, así que ahora estoy en casita, dándole caña al lpi (si, otra vez) a ver si me pongo y paso el segundo examen del primer ciclo. Tras responder a media docena de test, todos superados con bastante margen, me siento capaz de aprobar sin estudiar pero, como me huelo que el catarro ha mermado, y mucho, mis capacidades, voy a repasar varios temas del libro y a tratar de hacer el gilipollas lo menos posible.

Mientras tanto, a dieta de efferalganes…

catarro, lpi, certificacion

catarro: día tres

Cuando vivía en Gijón solía decir, medio en broma, medio en serio, que sólo había tenido un catarro en mi vida, desde 1984 hasta 2003. Por eso considero que somos viejos conocidos, como los parientes que se ven una vez cada lustro, normalmente en actos luctuosos y, quizá por eso, todavía quedaba un poco de respeto, unas miradas frías y calculadas desde la distancia y un trato gris, pero con una cierta admiración.

Estos días el catarro ha vuelto para quedarse y me está dando mucha guerra: frío, calor, estornudos, mocos, toses, más calor, escalofríos, etc… Parece que ya no se respeta a los viejos contrincantes. Todavía le quedan cuatro días más de saqueo, después, se va a enterar.

Me voy a enchufar un efferalgan.

catarro, paranoia