El sueño del mono loco Saliva, cinismo, locura, deseo…

esmero e ilusión

La realidad es que todos sabemos que los regalos que más ilusión despiertan son los inesperados, aquellos que no tienen fecha de vencimiento, aquellos en los que un catálogo o un cartel brillante no han tenido nada que ver. Se ofrecen porque sí, porque todos los días merecen ser celebrados. Y se hacen con el corazón, no con la cartera. Los buenos presentes se preparan con sigilo y expresan amor, admiración o una combinación de ambos. No están hechos de euros sino de esmero e ilusión, y es exactamente eso lo que transmiten. El resto sólo están diciendo “Pasé media tarde en El Corte Inglés y me ha costado una pasta, así que más vale que te guste”. Ni unos ni otros pueden ocultar los sentimientos que trascienden a la materia de la que están hechas las cosas.

Javier Malonda, hablando de El Regalo desde El Sentido de la Vida.

regalos, el sentido de la vida, javier malonda, esdlv

2 ideas sobre “esmero e ilusión”

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad