la ciudad vacía

Hoy en Mérida es fiesta local, martes de carnaval, pero algunos preferimos venir a trabajar y cambiar el día por otro donde la necesidad de descanso apriete más. Normalmente, entre las siete y media y las nueve de la mañana, la cuidad se llena con personas que tratan de ir a alguna parte, sorteando el tráfico y a los demás energúmenos conductores.

Esta mañana ha sido diferente. Apenas me he cruzado con un puñado de coches y, sorpresa, sorpresa, el recorrido ha sido limpio, rápido y sin bajas, como un buen encierro de San Fermín. Ya podía seguir siendo así todo el año.

ciudad, atascos, trafico

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “la ciudad vacía”

Los comentarios están cerrados.