mala pata

Estoy en casa, de baja por pisar el balón durante el último partido de fútbol y tengo un bonito esguince en el tobillo izquierdo. Es revelador ver lo inútil que me vuelvo en cuanto aparecen en mi vida unos artilugios llamados muletas y lo difícil que resulta hacer lo que antes era sencillo. Otro día hablaré de cómo tomar una ducha con una férula cubriendo desde los dedos de los pies hasta la rodilla.

Además del esguince de tobillo, con la caída me golpee la rodilla y el codo izquierdos. Empiezo a pensar muy seriamente que debería dejar de hacer el idiota y dedicarme al tute para bajar los triglicéridos, en vez de ir buscando pelea por las pistas polideportivas.

accidente, tobillo, esguince

Comparte este/a entrada

8 ideas sobre “mala pata”

Los comentarios están cerrados.