no son formas

no, no son formas despertarte en el garage, empujando un Focus al que el motor le lleva tiempo sonando como una caja de sonajeros, mientras el dueño pone la música más alta y mira para otro lado. Será la junta de la trócola, imagino que pensó. No son formas, mantener el pedal del freno pulsado mientras dos personas a las que acabas de liar, intentan sacar tu coche de allí echándote una mano. Y no, definitivamente no son formas, el insinuar que, con un ligero empujón de cuatro kilómetros, te ahorras la grúa.

¡Qué manera de despertar!

averia, coche

Comparte este/a entrada