tornillos, memoria y capas de plástico

Sólo quería ampliarle la memoria RAM al ordenador portátil, lo prometo. Aunque todavía se maneja con soltura, ciertos programas tardan en ejecutarse y, bueno, por mil durete largos, pensé, le amplío la memoria y seguro que parece otro cacharro, más ágil y con más brío.

La siguiente pregunta fue: ¿dónde carajo tiene este trasto la memoria RAM? Normalmente, los portátiles permiten ciertas ampliaciones, ciertos cambios sin mucho esfuerzo pero hay que saber la localización de las piezas. Tras cuatro años juntos, no tenía ni idea de por dónde caía la memoria así que, destonillador en ristre, quité todos los tornillos que encontré, era la parte fácil.

Un portátil no es un ordenador normal y corriente, todo está comprimido, condensado y es bastante más pequeño y, por si fuera poco, nada está en donde se supone que debería estar. Los ordenadores normales mantienen cierto orden dentro del caos, cierta estructura reconocible que, en el caso de los portátiles se hecha en falta. Todo son capas de plástico, capas de circuitos, más capas de plástico y algún embellecedor para hacer bonito. Afortunadamente, los japoneses saben hacer bien las cosas (no quiero ni pensar en qué hubiese pasado con un portátil made in Spain) y, junto a cada orificio, había una etiqueta con un código, F4, F6 y B20 que indicaba el tamaño del tornillo que debía alojar.

Así que, tras sacar una treintena de tornillos de la parte inferior, comencé por la parte superior, donde sólo hay que retirar el teclado para ver los dos slots con su correspondientes placas de memoria. Sólo hacía falta quitar un embellecedor, un cacho de plástico pulilo y un tornillo F6. Nada más. Sólo quería ampliarle la memoria RAM al ordenador portátil, lo prometo y terminé limpiando de polvo y suciedad todos los recovecos del aparato y aprendiendo a montar y desmontar treinta y tantos tornillos.

¿Y la memoria RAM? En la tienda, imagino. Donde la había en cantidad era un robo y, donde el precio era el normal, no había disponibilidad. Un desastre. Eso sí, ahora el ordenador no pasa tanto calor ni tira de ventilador continuamente.

portatil, memoria, ram, tornillos

Comparte este/a entrada

6 ideas sobre “tornillos, memoria y capas de plástico”

Los comentarios están cerrados.