Apocalipsis

Poco a poco pasan los días que me separan del viaje de vuelta, de los setecientos quilómetros y así, con calma, voy quemando etapas. Y, como si del Tour se tratase, en los dos próximos días llega la montaña: una parrillada monumental para inaugurar los aposentos de jota y una bonitada para casi cien personas el sábado.

Esta noche, desde los escalones que dan al patio de la casa de jota, entre las nubes, casi podía distinguir a los cuatro jinetes avisando de su presencia. Y es que el fin de semana se presenta intenso y duro. Memorable.

bonito, parrillada, fiesta

Pues eso, alguien loco, con cinismo, pleno de deseo y vacío de saliva de tanto gritar en el desierto.

One thought on “Apocalipsis

Los comentarios estan cerrados