El sueño del mono loco Saliva, cinismo, locura, deseo…

ejerciendo

Mi sobrino ha decidido que, como primer gran viaje quería visitar a sus tíos en la lejana Emerita Augusta y, tras siete horas de coche haciendo pedorretas, su último descubrimiento, se plantó aquí con ganas de volvernos del revés la rutina.

Así que, a pesar de haber pasado una semana horrorosa, laboralmente hablando, que nadie espere que le hagamos caso, que estamos ejerciendo de titos.

3 ideas sobre “ejerciendo”

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad