acariciar a una mujer

Chester Newman es muy reservado para sus cosas y raras veces confiesa un sentimiento. Me dijo anoche en el Savoy: “Muchacho, a veces pienso que lo malo de acariciar a una mujer es que corres el riesgo de que te mejore el carácter y se te joda la letra.”

* José Luis Alvite — Almas del nueve largo (historias del Savoy)

Comparte este/a entrada