en tercera persona

Ha sido la primera vez que he podido disfrutar de uno de esos extraños momentos de paz, de calma total en los que te ves en tercera persona para, por fin, poder asimilar todo lo sucedido y saber, realmente, que pasó.

Hace más de quince días que no escribo habitualmente, no por pereza o vagancia, sino más bien por los acontecimientos, locos y desmadrados, que han sucedido. Así que estoy desentrenado del acto de escribir, cansado y algo confuso pero me resisto a irme a la cama con el cerebro en ebullición. Han sido tantas cosas, que no sé por donde empezar, cómo debo hacer para ordenarlo todo en mi cabeza y luego, poco a poco, soltarlo lentamente, como un barco de papel de camino al mar.

sueño, cansancio

Comparte este/a entrada

4 ideas sobre “en tercera persona”

Los comentarios están cerrados.