las fisuras de malum

malum tiene fisuras en la carcasa. Parece una tontería, un simple signo de desgaste y uso pero no es así. Los Macbook de Apple, en muchas ocasiones, presentan pequeñas fisuras y cortes en la carcasa de plástico que no tienen nada que ver con el mal uso que el propietario pueda haberle infringido y que, como le pasó a malum, simplemente salen de un día para otro. Me imagino que el plástico aguanta hasta un punto y luego, sin más, se raja.

En este caso, además, se da la circunstancia que sabía del problema desde el primer día (mil gracias, v3rg1l) y había puesto todo de mi parte para prevenirlo. Sigue, todavía, con el fieltro que protege la pantalla; nunca se ha cerrado fuerte la tapa; cuando viaja lo hace entre algodones y, procuro no someterlo a ningún tipo de presión. Una verdadera paranoia que, por los resultados obtenidos, no estoy seguro de que me haya compensado. La fisura no está donde siempre y en el servicio técnico están estudiando si es provocada o accidental, en cuyo caso, la cubre la garantía.

Es la primera vez que llevo un ordenador al servicio técnico para un tema de esta índole. Hasta ahora no había problema en un ordenador al que no me enfrentase personalmente, destornillador en mano y sin ningún miedo. Pero malum es diferente, es más especial que una caja de mikado la mañana de reyes y, además, con lo que cuesta un juguete de éstos, ni me planteo sacar el destornillador. La garantía debe cubrir cualquier problema de este tipo.

Y así estamos, recurriendo a coyote para todo lo demás, con la clara desventaja de que tiene la pantalla fláccida (suena muy mal pero es muy cierto), pesa casi cinco kilos y no queda ni la mitad de bonito cuando lo utiliza eme desde el sofá.

Actualización (19:56, 16/04/2009: estoy en el Jazz Bar, de Mérida, tras haber recogido el ordenador del servicio técnico con la carcasa inferior y el teclado nuevos. Sin cargo y nuevos, como tiene que ser…

Comparte este/a entrada

Una idea sobre “las fisuras de malum”

Los comentarios están cerrados.