El sueño del mono loco Saliva, cinismo, locura, deseo…

las madres

Debería saberlo, pero no me doy por enterado. Las mujeres tienen un gen que sólo se activa al convertirse en madres y que las dota de la omnipresencia y la omnisciencia, están en todas partes y lo saben todo de uno.

Desde que mamá se enteró de que su hijo el emigrante tiene un diario en Internet, se dedica a comentarlo, a extenderlo y, como por arte de magia, comienzo a recibir correos diciendome que han pasado por aquí, que mi madre dijo, que ésto está muy bien o que apesta, etc…

La última persona que me ha enviado un email ha sido Olvi y sé que no será la última porque mamá tiene más tirada que el diario El Comercio y, lo digo públicamente, no va a comisión ;).

Un beso, mami…