será londres

Londres será el destino de cinco días de vacaciones que eme y yo nos vamos a coger en setiembre. Al fin, tras un par de años siendo la persona más pesada insistente que uno pueda imaginarse y, sobre todo, tras su primer viaje en avión, eme ha accedido a que pasemos unos días en la capital del Reino Unido.

Siempre recuerdo Londres como el principio de todo, como el catalizador que me llevó a cambiar de vida, de provincia y de trabajo, dándome una fuerza que no había tenido hasta entonces. A menudo pienso que, aquella primera vez que me embarqué en el avión, me dejé los miedos en tierra y así, confundido, sólo pude salir a flote. Pasarse una semana en un país del que no conoces prácticamente nada, en una ciudad inmensa y caótica como es Londres y, además, con problemas de comunicación — yo creía que sabía el inglés necesario para sobrevivir y me equivoqué –, sólo puede servir para hacerte más fuerte.

Por eso este viaje de vuelta es tan especial y me acarrea tantos buenos recuerdos. Además, en esta ocasión viene eme conmigo, vamos a montarnos en uno de esos chismes que vuelan (ella todavía no se quiere creer esta parte del cuento) y esta vez creo que podré hacerme entender en ingles. Todo un reto…

Por lo pronto, ya tenemos dos guías de viaje, media docena de páginas con itinerarios, curiosidades y puntos de interés, planos del metro y autobuses y una lista interminable de restaurantes donde comer bien y desterrar el tópico de que sólo comen fish & chips.

viajes, londres, london

Comparte este/a entrada

6 ideas sobre “será londres”

Los comentarios están cerrados.