luna llena

2 entradas

fotografía — la luna llena desde el castillo de Alange, pintando con luz

A finales de agosto, coincidiendo con la luna llena, me llamó Jesús para ver si quería sacar fotos por el castillo de Alange, su pueblo, en plena noche. Yo, que soy muy complicado de convencer (y prácticamente nada irónico), acepté y preparé todo el equipo: botas de monte, cámara, trípode y una linterna de LEDs para evitar despeñarme.

Al final, el grupo lo integramos media docena de personas y nos dedicamos a sacar fotos de Alange, el embalse y la luna llena, en diferentes combinaciones.

Luego, más tranquilos tras un rato sacando fotos, nos dedicamos a jugar con las largas exposiciones y las linternas, a pintar con luz.

En esta última foto estuve pintando con la linterna el muro que tenía enfrente mientras estaba el obturador abierto, por lo que el efecto es el mismo que si le hubiese dado la luz de la luna. También es, casualidades de la vida, mi foto favorita de la jornada.

Todas las fotos, aquí:

fotografía – superluna

Ayer por la tarde, a eso de las siete y pocos minutos, la luna estaba en su perigeo, es decir, en el extremo de su órbina elíptica más cercano a la tierra, por primera vez en casi veinte años. Para cualquier aficionado a la fotografía, como para los hombres lobo, la luna llena siempre es una muy buena excusa para ponerse a contemplar el cielo y, si además se puede admirar un poco más grande (un 12% mayor, leí por ahí), pues mucho mejor.

Es curioso porque la luna, nuestro satélite, siempre se me ha resistido bastante a la hora de posar en las fotos pero, en esta ocasión y pese a disparar desde una terraza, en mitad de la ciudad, creo que no ha salido tan mal.

Luna en perigeo I (20110319)

La primera foto tiene un poco más de contraste y aparece más oscura que la segunda.

Luna en perigeo II (20110319)