un límite bajo

Entiendo que no tengo ni puta idea, que no me sé las normas desde hace tanto tiempo como tú, que ni tan siquiera sé cuando estoy haciendo faltas en la mayoría de las ocasiones, pero hoy no, hoy no era el día en que pudiese dejarlo pasar por alto y todos tenemos un límite. Y el mio son dos cargas y una patada. Es un límite bajo, probablemente, pero sigue siendo el único límite que conocía hoy, esta tarde. Y sí, es cierto que pesas diez kilos más y mides una cabeza más que yo, pero las rodillas las tienes a mi altura y no, no tengo ni puta idea de cómo darle con efecto a la pelota, pero sí sé meter un rodillazo en carrera, pum, casi sin tocarte, justo en la rodilla, casi sin moverme, pero un rodillazo.

Advertido estás.

futbol

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “un límite bajo”

Los comentarios están cerrados.