Archivos diarios: 29 diciembre, 2006

4 entradas

lista de deseos para el 2007

Un clásico del último día del año o, por lo menos, el último día que cuento con conexión a internet, las listas de cosas por hacer, las listas de deseos o wishlists. Ya puestos, voy a poner las dos anteriores, para comparar.

La lista para el 2007

  • perderme diariamente en mi cuello favorito.
  • olvidar. La hipoteca, las dudas, algún que otro miedo, alguna actitud, un par de fobias, a quien no me importa…
  • recordar. A la gente que me importa.
  • volver a Londres, pero esta vez con eme. ÿste sí es un clásico de estas fiestas y no el turrón duro.
  • aprender algún lenguaje de programación que me sea útil (p.e. Perl). Un clásico que nunca debe faltar en mi lista de año nuevo.
  • renovar mi perfil laboral, aprender día a día y evolucionar. Ya se sabe, renovarse o morir…
  • sonreir más y reir a carcajadas, por lo menos, una vez al día.
  • álgebra. No sé porque, sólo sé que sigue siendo una obsesión, una necesidad así que ocupa el último lugar, pero está en la lista.

La lista para el 2006 (las tachaduras son nuevas).

  • despertarme reflejado en unos brillantes ojos verdes. Mientras eme y la hipoteca quieran…
  • aprobar tercero de inglés (de una puñetera vez)
  • aprobar álgebra en la UNED (y me corono). ¡Ejem! En ello estoy… paciencia.
  • aprender algún lenguaje de programación que me sea útil (p.e. Perl). Este es un deseo a largo plazo :D.
  • seguir sonriendo y recitando la media docena de refranes que consiguen devolverme cierta fe en parte del género humano. Incluso he aprendido alguno nuevo…
  • sacar el carné de moto y comprar una de seiscientos centímetros cúbicos. Sigue soñando…
  • disfrutar trabajando. Vale, este era un deseo sin mucha fuerza, sabía que no iba a cumplir, pero con el año nuevo ¿quien no sueña un poco? Básicamente, me aburro.
  • hacer más deporte, más montaña, más natación y más fútbol.
  • vivir un poco más la vida y no pensar en cómo me gustaría vivirla
  • ser más amigo de mis amigos. Creo que sí, que ahí estoy todavía, lejos pero firme como un roble.

La lista para el 2005

  • volver a Londres, pero esta vez con eme. Sigue siendo la primera de la lista y no sin motivo. ¿Cúando? Ni idea, no tengo prisa. Como si tiene que encabezar las próximas diez listas…
  • comer sushi
  • leer Guerra y paz, de Tolstoi, que languidece en la estantería.
  • aprender algún lenguaje de programación serio (perl, python) y dejar de lado al bash.
  • sonreir más
  • squash, tenis, fútbol, lo que sea, pero que sea deporte
  • hacer funcionar la palm con linux, mediante infrarrojos.

listas, lista de pendientes, lista de deseos, wishlist

n80, análisis final

Ya llevo casi una semana con el juguete, tres con la agenda, los cumpleaños y la lista de teléfonos, así que es hora de hacer un pequeño análisis con lo que me gusta y lo que no me gusta.

nokia n80

Lo que me gusta:

  • El tamaño. Sí, el tamaño importa, digan lo que digan y en el mundillo de los móviles más. Este trasto es pequeño (de alto), aunque un poco más ancho de lo habitual, imagino que por la tapa deslizante, pero se puede soportar e, incluso, disculpar.
  • La pantalla: Cuenta con una pantalla grande, clara, que ocupa dos terceras partes del total del frontal, que resulta límpia y muy legible incluso con el plástico protector.
  • La tapa deslizante: es lo más fashion, lo más supérfluo y, sin embargo, me gusta. Además, es una tapa activa, cuelga y descuelga las llamadas y no es necesario tenerla abierta para realizar la mayoría de las operaciones más comunes.
  • La tecla multimedia: las gentes de Nokia se han inventando una tecla de acceso rápido, un programa asociado a una tecla que tiene sólo cuatro opciones, que permiten acceder a las opciones más comunes en dos cómodos movimientos.
  • El manos libres portátil que incorpora: ya había tenido el del 8310 y, aunque era cómodo y útil, se han superado. Es un tanto estrambótico porque hay que meter la cabeza por una especie de collar con brazos que son los auriculares, pero la integración con el móvil está más lograda y el pinganillo permite cambiar de canal en la radio, controlar el volumen, etc. Por último, es tremendamente cómodo.
  • La cámara de fotos: 3 megapixels de resolución a 1280×1024. ¡Es casi tan buena como la cutre-cámara! Incorpora flash, botón de acceso rápido en el lateral y una cámara más pequeña en el frontal para sacarse autoretratos.
  • El sistema operativo: es más rápido, más ligero, más configurable y tiene el mismo sabor de Symbian. Fácil de usar y potente.
  • La transmisión de los datos desde el móvil viejo: esto fue la primera sorpresa y todavía me tiene a cuadros. Activar el bluetooth, recibir un fichero en el otro móvil y elegir que información deseamos pasar. Eso sí, ya que están podrían importar los mensajes de texto o de correo, porque lo veo más importante que las fotos.
  • La conectividad: wifi, bluetooth, infrarojos, cable usb de serie. ¿Falta algo?
  • El escritorio: organizado por líneas, recoje todos los datos de las aplicaciones PIM (Personal Information Managers — Gestores de información personal), como la agenda y las tareas a realizar y todas las demás aplicaciones que se estén empleando en ese instante (p.e. la radio).
  • La batería: con el ritmo de uso al que lo estoy sometiendo, el más estresante que puedo, el juguete utiliza una buena batería, porque me llega a durar dos días.

Lo que no me gusta:

  • El teclado que está bajo la tapa deslizante: al meterlo debajo de la tapa, han tenido que sacrificar ciertas cosas del teclado, por ejemplo, el espacio necesario para situar el dedo pulgar sobre la primera fila sin que choque con la tapa deslizante o el volumen de las teclas, más planas que un plato de aceite.
  • La conexión de la batería: no es la estándar de esta marca y no voy a poder emplear cualquier cargador de móvil, actividad que venía haciendo desde el Nokia Navikey.
  • El precio: ¿acaso le gusta a alguien?

nokia n80, n80, analisis, analysis

¿quien es ese tipo?

Dando vueltas por las estadísticas del weblog, mirando cómo llega la gente aquí y desde donde, he encontrado esta entrada en la web de una antigua empresa en la que trabajé. De hecho, fue la empresa por la que vine a Extremadura y donde conocí a gente muy interesante, divertida, trabajadora y entregada, a eme, a eimbrous y jota y, cosa rara, a la mejor versión de mí mismo.

Parece que ha pasado un siglo y, sin embargo, sólo han sido tres años y, de no ser porque recuerdo esa presentación como un de mis hitos personales, no sería capaz de reconocerme en la foto (en la tercera foto, soy el primero por la derecha). Fue el veintinueve de julio de 2003, apenas un mes y medio desde mi llegada, estaba terriblemente nervioso porque no es fácil describir el PHP a un montón de gente que se dedica a lo suyo, a cultivar vinos, y llevaba encima un gripazo terrible de tanto pegarme al aire acondicionado como una lapa, que conseguió hacerme destilar una mezcla de miedo e ilusión, remojado con sudor frio, durante hora y pico.

Todavía recuerdo las fuerzas, las ganas y la ilusión con la que me vine para acá. Y sólo han sido tres años…

extremadura, ceronet, 2003, presentacion

nuevo tema para el weblog

…y sólo a mí se me ocurre cambiarlo el día de los inocentes.

He creado un nuevo tema para el weblog, la versión 5, que está basado en el anterior aunque con muchas mejoras y algunas tonterías más. Así, a bote pronto, tiene lo siguiente:

  • menos naranja, que ya olía un poco.
  • un color gris para que no duelan tanto los ojos.
  • reorganización del chiringuito.
  • breadcrumbs, las migas de pan que indican en que parte de la web estás.
  • reorganización de páginas, accesos, etc… Ya no son todas las páginas la misma.
  • hoja de estilos para la impresión.

Así que, si alguien nota algo raro, algo que no debería estar y está o, más probablemente, algo que debería funcionar y no funciona, por favor, avisen al técnico que tratará de solventar el problema a la mayor brevedad.

wordpress, v5, n1mh.org, theme