Archivos diarios: 12 abril, 2007

2 entradas

yo escribo, tu escribes…

Leo en Userlinux que hay un nuevo meme pululando, ésta vez sobre los motivos que llevan a una persona a escribir en un blog. Ahí va:

  • Porque sé que, cuando uno se pasa media vida entre libros, necesita intentar escribir algo, lo que sea, aún intuyendo el fracaso y lo vacuo del intento.
  • Porque es un vicio que puedo confesar.
  • Porque es una deliciosa manera de perder el tiempo.
  • Porque me ahorro un dinero, un buen dinero, en psicólogos y psicoanalistas.
  • Porque leyendo conocí mil mundos y escribiendo pinto el mío.
  • Porque vivo lejos de casa, de la familia, de los amigos y esta es la forma más barata de no estar repitiendo siempre las mismas historias.
  • Porque escribir no es lo difícil, lo verdaderamente jodido es mostrar los que has escrito y no morirte de vergüenza, aguantar a pie firme las miradas de éste está pa’llá.
  • Porque refuerza el ego.
  • Porque disfruto cuando alguien me dice que ha leído algo de lo que he escrito.
  • Porque sí, porque yo lo valgo.

meme, blog, escribir

lvm2 y las actualizaciones en debian sid (y etch)

Resumen para la familia: el portatil explotó STOP disco duro inaccesible STOP tenia copia de seguridad STOP fotos mías y canciones del fary a salvo STOP

Hace dos noches, tras una actualización salvaje de sid sin novedad, mi portatil (coyote.n1mh.org), no reconocía las particiones LVM tras un reinicio rutinario, exactamente igual que hace un mes pasaba con zoolox, en el trabajo. Entonces lo achaqué a las continuas actualizaciones, instalaciones y borrado de paquetes de software con que someto diariamente a mi estación de trabajo laboral y, como tenía una copia de seguridad, simplemente realicé una nueva y brillante instalación de debian sin LVM y me olvidé.

Ayer tuve que rendirme a la evidencia y admitir que el error había sido mío al no leer la documentación pertinente y, al enterarme que debía haber instalado la nueva versión del paquete responsable del gestor de volúmenes lógicos, más concretamente lvm2, antes de reiniciar el equipo y que podía haber evitado la debacle. Sin más, únicamente instalando un sólo paquete.

Así que anoche, mientras eme disfrutaba de esa serie de la tele donde sale el mazas moreno, de pelo largo y barba de tres días, yo me dedicaba a instalar otra vez debian, otra vez sin LVM, otra vez con copia de seguridad, aunque ésta vez en coyote, sentado en el sofá y con el nuevo instalador gráfico de debian que resultó ser muy bonito, muy útil, muy simple de usar pero que no amainó mi ánimo gris, ni las pocas ganas que tenía de llevarme por delante dos años y medio de idilio informático con mi sistema operativo favorito.

Hoy, espero, terminaré la instalación, restauraré ficheros y directorios, volveré a instalar algún programa que me falta e, imagino, sonreiré un rato porque no todos los días se estrena un portátil semiusado, aunque haya sido gracias a un error humano, aunque haya sido por un gilipollas prepotente que no lee manuales.

debian, linux, etch, sid, upgrade, aptitude, dist-upgrade, lvm, lvm2