blog

8 entradas

ocho años

Han pasado ya ocho años desde aquella primera entrada y todavía no termino de creer que, a pesar de todo, siga escribiendo aquí (los ritmos son un problema, lo sé) y, lo mejor es que no tengo intención de parar.

En este tiempo, 8 años, 96 meses y más de 1500 entradas he cambiado bastante y, si hecho la mirada atrás y leo algunos de los primeros textos me da la impresión de que el tipo que escribía aquello ya no existe, que lo emborraché y lo tiré en alguna cuneta de camino al presente. Mi madre siempre lo dice: de pequeño no tenías esa mala leche. Y, siendo como es ella, será una verdad irrefutable, aunque yo siempre me recuerde así, con esta máscara ajada y abollada de tanto pelear.

He crecido, madurado, aprendido, llorado, perdido y disfrutado mucho en este tiempo, lo reconozco. Y la mayoría de las veces están reflejadas, de una u otra forma, en las entradas del blog: al principio empleando la forma más directa posible; al final, contando sucesos como simples anécdotas. Supongo que con los golpes he aprendido a esconder mis cartas.

Continuará…

nuevo blog: debianhackers.net

Ya lo anunció Dabo hace un día y poco porque a mí, que estoy en medio de unas merecidísimas vacaciones, no me da el tiempo para mucho más. Juntos estrenamos debianhackers.net, un sitio donde dejaremos nuestras pequeñas aventuras con el sistema operativo universal, como gustan de llamarlo en debian. Como idea surgió hace poco tiempo, desde que hacemos juntos el podcast y es que necesitábamos un sitio donde poner todas nuestras anécdotas con este sistema operativo, que no son pocas.

Para empezar, hemos hecho una página a modo de declaración de intenciones y una propia, con una mini biografía absurda, así como mis primeras impresiones con gnome3, que ya he publicado en esta web.

más fotos de cabecera

Por fin me he puesto y he sustituído las fotos de la cabecera de PrimePress, el tema gráfico de este blog, por unas cuantas de cosecha propia. En total, son una docena de recortes, seleccionados entre las fotos que más me gustan o de las que guardo un buen recuerdo. Unas casan mejor con los colores del tema, otras no casan ni con cola pero para gustos…

Para verlas todas, sólo hay que pulsar F5, con lo que la cabecera del blog se actualizará sola y, con suerte, no habrá demasiadas repetidas.

actualización de wordpress, categorías y nubes

Actualización: tampoco deja acceder a las entradas ni dejar comentarios, así que más paciencia… ¡pahabernosmatao! Solucionado.

Anoche, en plena fase de insomnio no tuve mejor idea que actualizar Wordpress, el gestor del blog. Digo que fue una idea peregrina porque la última vez que hice algo así sucedieron dos cosas, a cual peor: la actualización se llevó por delante la base de datos y casi no puedo recuperar la copia de seguridad y tuve que meter a mano las últimas entradas y comentarios. Pero anoche no, anoche la actualización funcionó a la primera, o eso dijo, y todo parecía funcionar. La base de datos se pudría en el buzón del correo electrónico mientras a mí, la euforia me llevaba de juerga.

Esta mañana, con las neuronas a pleno rendimiento, me dio por volver a pasar la vista por la web y, sólo entonces, solté un Uh-oh…: las categorías no estaban. Otra vez. Cuando siempre pasa lo mismo empiezas a pensar que, a lo mejor, se trata de una inmensa broma. Pero no, las categorías no estaban o, mejor dicho, todas se llaman igual, “”. Así que mientras soluciono esto, otra vez, paciencia.

Las nubes a las que hace referencia el título son las de etiquetas, o Tag Clouds. Se llevan mucho, como los pantalones pitillo, y creo que voy a migrar definitivamente a este sistema de ordenación en detrimento de las malditas categorías, por simpáticas y cachondas.

Por lo demás, todo correcto. El gestor ha cambiado un montón, para bien y tiene un montón de tonterías a las que, imagino, no tardaré mucho en acostumbrarme.

wordpress, actualizacion, upgrade, blog