adicto

Desde ayer por la tarde no puedo acceder a gmail. Para alguien adicto al correo electrónico como yo, alguien que tiene que comprobarlo cada poco, estas doce horas están siendo un martirio. Vale que utilizo la versión americana para poder tener todas las tonterías nuevas (es decir, las que fallan), que le he cambiado un poco la cara y que apenas si se reconoce pero, en serio, necesito comprobar mi correo.

Antes, hace unos años, mi adicción era más seria y los acceso al servidor de correo eran cada cinco minutos como mucho pero, ahora que soy un hombre nuevo, puedo aguantar sin comprobar el correo un par de horas. ¡Un par de horas, no doce!

PD acabo de acceder con otra cuenta de correo, una extraoficial para las comprobaciones de seguridad como esta. Sea lo que sea, está en mi perfil. Esto tiene muy mala pinta…

Actualización: al final, tras veinte horas sin correo electrónico (el resto de servicios de google funcionaban de perlas), la razón de mis desvelos volvió. Y eso que había visto en los grupos de noticias que gmail que restaurarían el servicio a las 18:00 del 16 de octubre… ¡hora del Pacífico! Al final, todos contentos y yo con unos cuantos parches antiestrés.

Comparte este/a entrada

4 ideas sobre “adicto”

Los comentarios están cerrados.