álgebra y Granada

Esta mañana tendré mi enésimo examen de álgebra, esa parte de las matemáticas que he declarado, unilateralmente, persona (o ciencia) no grata y, como no podía ser menos, voy con más moral que conocimientos, esperando un aprobado general o el suave rumor de una flauta en el fragor de la batalla. No intento disculpar mi falta de estudio, pero si lo hiciese, la excusa del piso, la mudanza, la falta de un espacio medianamente preparado, los cincuenta grados a la sombra de julio y agosto y los horarios veraniegos de las bibliotecas en Mérida, serían más que suficientes para disculparme.

Para compensar el esfuerzo, la caló y el agotamiento, ele nos acogerá en Granada, en plena calle Elvira, este fin de semana largo. Tendremos visita a La Roja, paseos a la orilla del Darro, teterías y un largo etcétera de actividades placenteras y relajantes, que buena falta nos hace.

algebra, granada, la roja, alhambra

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “álgebra y Granada”

Los comentarios están cerrados.