alhambra

6 entradas

fotografía – panorámica desde el Mirador de San Nicolás (Granada)

Panorámica de La Alhambra de noche

Fue una noche de luna llena, fría como un demonio pero perfecta para tirar fotografías, aún a riesgo de terminar con congelaciones severas. Incluso se pueden ver las luces de las quitanieves trabajando en Sierra Nevada…

relato: fotos al peso

Escrito para un concurso sobre viajes del Taller de las palabras.

Fotos al peso

La ciudad de Granada, como sucede con la fruta con la que comparte nombre, hay que empezarla por el centro y sin contemplaciones. Porque esta cuidad, eternamente anclada a los pies de la sierra y de la Alhambra, lo último que necesita es otro turista más, sacafotos y hueco, que se dedique a esquivar a las gitanas que regalan romero. Por eso, el mayor regalo que uno se puede hacer es dejar de lado las costumbres de las prisas, de las fotos al peso y la cultura inocua, volátil con que nos regalamos en los viajes turísticos y abandonarse, perderse. El paseo más delicioso de la ciudad, ese que siempre repito en todas mis visitas, comienza en la Plaza Nueva, en el centro, y discurre a los pies de La Roja, a través del Darro. Después sólo hay que elegir al azar una de las callejuelas que ascienden al Albaizín, el barrio blanco de los cármenes y los aljibes y subir hacia el mirador de San Nicolás. Es importante caminar sin prisas, entre charlas y juegos, dándole en todo momento la espalda a la Torre de la Vela. Más tarde, al llegar a esa altura en que la Alhambra se hace presente, uno se suele dar la vuelta para saludar, de igual a igual, a la dueña y señora de la ciudad. Porque, por muchos siglos que hayan pasado, la fortaleza mora sigue cortando alientos e imponiendo su respeto en todos los rincones. Una vez que ya no queden más calles por las que subir, bastará orientarse con la algarabía para llegar al mirador y contemplar, en un atardecer cualquiera, cómo un sol exhausto y naranja se oculta tras la fortificación roja.

mamá tenía razón

Un apunte muy rápido y breve para dejar unos enlaces de fotos, de las fotos que había tomado durante el puente del primero de mayo y que, como no, no puse por aquí. Y es que, cuando mi madre tiene razón –ya no pones fotos, tengo que buscarme la vida en esa página en inglés para encontrarlas, eres un desaborío–, tiene toda la razón…

fotografia, photograph, granada, jerez de la frontera, cadiz, alhambra, alpujarra

álgebra y Granada

Esta mañana tendré mi enésimo examen de álgebra, esa parte de las matemáticas que he declarado, unilateralmente, persona (o ciencia) no grata y, como no podía ser menos, voy con más moral que conocimientos, esperando un aprobado general o el suave rumor de una flauta en el fragor de la batalla. No intento disculpar mi falta de estudio, pero si lo hiciese, la excusa del piso, la mudanza, la falta de un espacio medianamente preparado, los cincuenta grados a la sombra de julio y agosto y los horarios veraniegos de las bibliotecas en Mérida, serían más que suficientes para disculparme.

Para compensar el esfuerzo, la caló y el agotamiento, ele nos acogerá en Granada, en plena calle Elvira, este fin de semana largo. Tendremos visita a La Roja, paseos a la orilla del Darro, teterías y un largo etcétera de actividades placenteras y relajantes, que buena falta nos hace.

algebra, granada, la roja, alhambra