calores

Durante la mayor parte del fin de semana y toda la mañana de hoy, esta web ha permanecido inaccesible y no, esta vez no ha sido el administrador de la máquina que sigue jugando a la ruleta rusa con la base de datos y al escondite con el servidor web. Esta vez ha sido el router, ese cacharro negro con tres lucecitas verdes y un botón, el que ha originado todo el jaleo y, además, llevaba un tiempo dando guerra. ¿El por qué? Muy sencillo: por el calor. Tanto indo como el router están metidos en un armario para evitar que molesten y, en cierta manera, amortiguar todo el ruido que el primero genera y basta con arrimarse al armario para notar que es una fuente de calor. En invierno es agradable pero ahora que se acerca mayo empieza a ser un desvelo. ¿Se fundirá este año el armario? Si afuera hay 45 grados… ¿quien tiene “eso” necesario para meter la mano y saber cuantos hay dentro?

Lo que sí me preocupa es que estamos en abril, las temperaturas no son, ni mucho menos, extremas y el jodío aparato está dando guerra. ¿Qué pasará en julio? Esta misma tarde me pongo a buscar alojamientos serios de esos que no meten a los servidores en un armario sino en una sala refligerada, con gases alucinógenos y vigilancia constante.

router, calor, alojamiento

Comparte este/a entrada

10 ideas sobre “calores”

Los comentarios están cerrados.