desde El Norte con amor

Mamá, que tanto y tan amargamente se quejaba de lo vago que estoy últimamente y lo poco que escribo, está bajando en estos momentos desde El Norte (ese concepto de nubes y frío) hacía Emerita Augusta. Viene junto con papá y una güela, a visitar al hijo pródigo y, de paso, a hacer unas gestiones.

Un par de días con la familia, en estas situaciones, siempre saben a poco pero menos es nada. Así que trataremos de exprimirlos al máximo, como siempre, y buscar algún tema que pueda inspirar futuras entradas. Y, si lo consigo, todos estaremos un poco más contentos la semana que viene.

Comparte este/a entrada

4 ideas sobre “desde El Norte con amor”

Los comentarios están cerrados.