n80

Y no, no se trata de la cadena de radio, sino de mi nuevo móvil: Nokia N80. ¡Pahabersematao!

Todavía estoy leyendo el manual, flipando en colores, leyendo un panfleto que trae, flipando en colores, instalando el software para llevarme la agenda y los contactos del viejo, flipando en colores, etc… Pero, fíjate, tan jovencito y ya apunta maneras. La primera fue impresionante: si no le metes la tarjeta SIM, arranca en un modo nuevo, Fuera de línea, en el que está practicamente operativo, a excepción de las llamadas, claro. La segunda, en la frente: tras pasarme doce horas buscando la forma de migrar mis datos del viejo 6600 al nuevo, en la página dos del manual pone que, si entras en fuera de línea y comunicas los dos cacharros, el solito te coje la información. Dos suites completas de Nokia, doscientas conexiones por bluetooth y un par de cagonmimantos después, sólo era cuestión de llegar a la segunda página del libro.

movil, nokia, n80

Comparte este/a entrada

10 ideas sobre “n80”

Los comentarios están cerrados.