nos vamos a la montaña mágica

No se trata del balneario del libro de Thomas Mann, pero casi. Nos vamos a gastar el vale que sus majestades de oriente le han traido a eme, un fin de semana en un balneario, spa o similar, en Monfortinho, Portugal. Así que nos esperan unos días de descanso, meditación, placidez y manguerazos de agua.

A diferencia de un servidor, que el año pasado fue especialmente malo, eme mantuvo su bondad por encima de todo y, quizá por eso, quizá por envidia, los Reyes Magos le trajeron varios presentes más que a mí. No es por desanimar a ningún oriental pero, si ignorar el concepto de bien durante un año, siguen trayendo regalos, ¿qué no haré los próximos meses?

En fin, que nos vamos, que sale el tren y, mamá, no me esperes despierta :D.

balneario, regalos, reyes magos

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “nos vamos a la montaña mágica”

Los comentarios están cerrados.