parte de guerra

Segundo dia tras el cambio de circuito en el gimnasio. No sé porqué dicen que el deporte es sano y fuente de salud. Apenas si puedo moverme. Los brazos no son míos; no suben más allá de los hombros. Las piernas se niegan a dar pasos mientras el cerebro me envía imagenes de camas, sofas y futones.

Golpear las teclas con las puntas de los dedos duele. Apoyar los brazos en la mesa duele. Estar tirado en el sofa duele. Mañana, me apuesto algo, tendré que usar la nariz para aporrear el teclado torcido del trabajo.

gimnasio, deporte, salud, dolor

Comparte este/a entrada

4 ideas sobre “parte de guerra”

Los comentarios están cerrados.