2015

4 entradas

fotografía — autoretrato

Lo bueno de ser ave nocturna es que todas las ideas peregrinas que te pasan por la cabeza son fácilmente convertibles en realidad. Esta foto es el resultado de haber pensado «tendría que cambiar la foto del avatar, que ya cansa tanto sombrero Panamá» a eso de la una de la madrugada de un jueves, aquella semana que eme y Hugo me dejaron solo. Y es que ya se sabe qué sucede cuando no dejas a un adulto que supervise…

fotografía — Juan

Juan

Empieza a ser una costumbre las sesiones de fotos a mis sobrinos a los cinco o seis meses. Y, hasta ahora, la de Juan ha sido la más fácil porque el niño es muy tranquilo y sólo hizo falta ponerlo sobre una cama y hablarle para que sonriese.

¡Ah! Y aunque sea el tercero en la línea sucesoria con el mismo, me niego a llamarlo con un diminutivo. Así que, papis, ya podéis ir sacando los ordinales (primero, segundo, tercero…), o las etiquetas (senior, junior) o lo que queráis pero no me oiréis nombrarlo como Juan*n.