a ambos lados del espejo

Una cara, la más visible, es la fotografía que ilustra éste artículo de diario El Comercio:

20090316-elcomercio-gijon

La otra, la que está al otro lado, es esta foto:

famoseo

Todo esto tiene una pequeña historia curiosa. Hace unas semanas, cris decidió que quería conocer Gijón y se unió a nosotros en un fin de semana express. Hubo mucha comida, sidra, visitas culturales, arena de playa en pleno invierno, risas y un paseo por Cimadevilla y el Cerro Santa Catalina, en donde nos preguntaron si podían tomas unas fotos nuestras. Un amable fotógrafo de la Agencia EFE nos pidió que posásemos como lo habían estado haciendo ellas, fingiendo que les hacía fotos bajo el Elogio del Horizonte, con el viento, los pelos medio locos y las bolsas ondeando al aire. Haciendo el ganso, en dos palabras.

Mientras el tipo nos apuntaba con una Canon Mark 1D y nos decía qué esperaba que hiciesemos, yo hacía lo que buenamente podía con mi cámara. Luego nos enseñó las fotos, nos dijo que eran de agencia, que las tenían en catálogo y, si cuadraban en algún artículo, las pondrían. Sugirió que como esos días hacía viento, podrían aparecer para ilustrar algún artículo acerca del nordeste. Luego nos despedimos y nos fuimos con la sensación de haber estado en las manos del mismísimo Lord Snowdon.

Muchas gracias, primo, por el enlace. Todavía estamos acostumbrándonos a los flashes y la fama. 🙂

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “a ambos lados del espejo”

Los comentarios están cerrados.