el kit comanche (o nada nuevo bajo el sol)

Estos días, sin internet en casa, esperando (o más bien desesperando) por la gente de ya.com para que me envíen el kit comanche con los datos de conexión y con el típico pico de trabajo, no tengo mucho tiempo para escribir o, mejor, para pensar. Escribir es, más que nunca, un acto reflejo gracias a los dos años y pico de entradas, comentarios y tonterías puestas desde aquel primer post que, casualmente, fue colgado inicialmente en blogger. Pensar, la acción de sentarse a darle vueltas a un tema, es lo más doloroso del proceso y, por ende, lo que más tiempo lleva y, aunque la impresión general sea de desaliño, de citas y referencias rápidas a noticias de un día, de vez en cuando me gusta rellenar más de tres líneas contando mis miserias o soltando algún exabrupto informático.

En resumidas cuentas, estoy en plena época de vacas flacas mentales.

PD Esta comienzo un nuevo curso en la Escuela de Idiomas (la página es para visionar con un mínimo de alcohol en sangre) y, gracias a mayim, ya sé lo que no hay que preguntar.

nada

Comparte este/a entrada

6 ideas sobre “el kit comanche (o nada nuevo bajo el sol)”

Los comentarios están cerrados.