plataforma anti-tarazona

2 entradas

caso agustín tarazona: lo que el fiscal quiere

la Fiscalía emeritense publicita su petición: seis años de prisión, una multa de 5.760 euros y 137.500 euros de indemnización para los perjudicados. Al juzgado, con denuncia escrita, sólo acudieron unas 70 personas, además del Ayuntamiento emeritense.

La noticia completa, en el diario Hoy.

Todavía hablaba con eme unos días atrás acerca de nuestro común amigo, el señor Agustín Tarazona y sobre el estado de la denuncia que atesoro en un cajón del despacho de casa, junto a las entradas, los cheques y los papeles del juzgado.

Pues bien, como si me leyesen la mente, la Fiscalía de Mérida ha hecho pública su petición para este individuo que, en mi opinión (es decir, sin tener ni idea de derecho, ni de torcido, ni de leyes), está bastante bien. Por lo menos, la posibildad de terminar en la cárcel le debería quitar las ganas de volver a repetir el espéctaculo. Además, habla de un delito continuado de estafa, que quiero creer que es algo más grave que un simple fraude.

Aunque se trata de la petición que va a realizar la Fiscalía en el juicio, siempre y cuando éste se celebre, me alegra saber que todo sigue, lentamente, para adelante. Todavía queda por conocer qué alega el abogado para tratar de evitar los seis añitos a la sombra e, intuyo, será un ejercicio de funambulismo profesional, con magia, luces y colores. A ver qué inventan.

plataforma Anti-Tarazona

El caso del concierto de Sabina en Mérida sigue coleando por los periódicos de la zona por un par de motivos, los veintipico millones de pesetas que el fulano se llevó (¿ande andarán?) y la estopa que se están dando en el ayuntamiento entre los dos partidos mayoritarios. Lo primero sí me incumbe por cincuenta euros en motivos y de lo segundo paso, porque no es noticia que estén a leches los señores políticos de ambos grupos y porque ya cansa ver a un grupo intentando hacer algo, cualquier cosa, y al otro empeñado en poner zancadillas sin motivos, y da lo mismo de qué partido se trate porque ambos se cambian los papeles constantemente y, lo que es más grave, hacen caso omiso a cualquiera que no tenga un cargo político.

Quizá porque sólo se oyen voces políticas, los verdaderamente afectados, cansados de ver cómo marean a la perdiz mientras Agustín Tarazona sigue organizando conciertos en Mérida con total impunidad aunque distinto nombre, han comenzado a moverse enviado cartas a los periódicos, agrupándose para demandar al nuevo rico e, incluso, creando la platarforma Anti-Tarazona, un sitio donde dar ideas para recuperar la pasta y acabar con este tipo de proceder.

Yo, por si acaso, ya he dejado claro cual es mi solución ideal para este problema.

plataforma anti-tarazona, agustin tarazona, hijos de puta, concierto, joaquin sabina, merida