comunicado

Mérida, a siete de diciembre de 2008.

Deseo comunicar que en el día de hoy he quedado, oficialmente, hasta los cojones de la Navidad, los regalos, Papá Noel, los renos, los Reyes Majos y, sobre todo, del espíritu navideño y los buenos deseos.

También deseo notificar, para que conste, que he intentado aguantar, soportar estoícamente todo esta mierda disfrada de anuncio de Coca-Cola trasnochado y febril pero, sinceramente, no he podido. Lo triste no es aguantar sólo siete días, lo lamentable es saber que me queda un mes de suplicio y que no me lo va a quitar nadie.

Así pues, sólo me resta notificar dos cosas: a) gordo, sigo teniedo el stinger y b) voy a evitar entrar en locales que hagan gala de su buen gusto emitiendo villancicos por el hilo musical a un volumen exagerado.

Gracias por la atención.

Comparte este/a entrada

14 ideas sobre “comunicado”

Los comentarios están cerrados.