la flama

flama.
(Del lat. flamma).

1. f. llama.
2. f. Reflejo o reverberación de la llama.
3. f. Mil. Adorno que se usó en la parte anterior y superior del morrión y del chacó.
4. f. And. y Ext. bochorno (? calor).

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

La extremeña es la acepción número cuatro. Se aplica para hablar del rango de temperaturas que van desde los treinta y cinco a los doscientos grados. O, como dicen por aquí, del buen tiempo al puñetero infierno.

Primeros de mayo y, de nuevo, las mismas conversaciones al teléfono con Mamá:

— ¿Llueve?
— ¿Aquí? Como no sea en la tele…
— Pues aquí diluvia.
— Aquí ya tenemos los treinta y tantos de rigor. Y no me refiero a mi edad.
— ¡Qué envidia!

Mamá, en serio, ni envidia ni leches. Que a estas alturas del año ya estemos así, sólo puede significar que lo peor está por venir. De improviso, en poco más de tres días, nos hemos metido de cabeza en el infierno. Hasta eme, extremeña curtida en estas lides anda medio perdida, cargando con una chaqueta por si luego refresca y encontrándose con un muro de calor cada vez que pisa la calle.

Pero, si para algo está la familia, es para arrastrarte de vuelta a tus orígenes y lejos de este calor que todo lo derrite. ¡Gracias, primo, por casarte en mayo y en Gijón! Nos vemos en diez días.

Diez

Nueve

Ocho

Comparte este/a entrada

3 ideas sobre “la flama”

Los comentarios están cerrados.