El sueño del mono loco Saliva, cinismo, locura, deseo…

mayim ha vuelto

Esta mañana, adormilado después de un fin de semana de tres días plácido como una balsa de aceite, me he encontrado con Mayim, pululando por la oficina. Ya sabíamos de su vuelta desde principios de agosto pero, no por ello, ha dejado de pillarme por sorpresa.

Plantada en mitad del recibidor, daba la impresión de que el tiempo no había pasado, aunque haya estado fuera año y medio y haya vuelto convertida en una madraza. Maldiciendo al despertador por su falta de práctica y preocupada por el primer día de guardería de su niña, ha tomado posesión de su antiguo sitio, su libreta de siempre y sus viejos papeles. Y es que tiene razón, el tiempo pasa pero, por estos lares, continuamos igual que entonces. Y eso da que pensar…

2 ideas sobre “mayim ha vuelto”

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad