painball

No, no está mal escrito. Pain, de dolor. Y eso porque hoy, a duras penas he podido caminar o moverme con normalidad después de ir ayer a una sesión de paintball con aderezos. Ginkana, pistolas láser y futbolín humano completaron la sesión de ejercicio que nos dejaron baldados. La experiencia muy bien pero, la próxima vez que sienta crujir la rodilla de esa forma, me quedaré quieto de inmediato, aún a riesgo de recibir un bolazo de pintura en la cara.

2009-10-17-18.jpg

Más fotos, aquí.

Comparte este/a entrada

4 ideas sobre “painball”

Los comentarios están cerrados.