¡¡sorpresa!!

¡sorpresa!

A veces consigo quitarme en el último momento, un instante antes de que mi sobrino llegue como un vendaval, buscando ese objeto negro, brillante y que hace ruidos. Otras veces no soy suficientemente rápido pero se conforma con la correa. Un día, dentro de poco, no se conformará sólo con la correa y tendremos un disgusto.

Comparte este/a entrada

6 ideas sobre “¡¡sorpresa!!”

Los comentarios están cerrados.