categorias

3 entradas

hippies, hackers y desarrolladores

Una categorización de los usuarios, según el sistema operativo que utilicen.

Vía: chistesgeek.com

Mi problema es que puedo entrar en tres categorías: hippy (por usar linux en el macbook), hacker (por usar los tres sistemas operativos según necesidades) y desarrolladores (por usar linux y windows de tarde en tarde). Creo que, si tengo que elegir, me decanto por los hippies. 😀

a vueltas con las categorías

La última vez que traté de actualizar Wordpress (el gestor de este blog) sin éxito, no sólo no solucioné un problema que acarreaba desde junio con las categorías, sino que las borré todas. Las actualizaciones y yo, ahora lo sé, no somos buenos amigos.

La cuestión es que sólo hay categorías para las últimas veinte entradas, de 924. Mientras no encuentre la sentencia SQL que debería devolver a la normalidad este estado de excepción o, al menos, meterlas a todas en el mismo saco, esta situación no va a cambiar y no tengo previsto ir, entrada por entrada, asignando categorías. Me da galbana sólo pensarlo… Así que, que nadie espere que haciendo clic en citas, se le muestren todas de golpe.

wordpress, actualizacion, categorias, desastre

ni te embarques

Debía haberlo intuido. Los martes (su nombre deriva del dios romano de la guerra) que caen en trece (el eterno número de la mala suerte), no son buenos días para hacer cambios ni tratar de solucionar problemas.

Ayer, que además coincidió con uno de mis días tontos (otro más), me empeñé en dejar funcionando las categorías de este blog, instalando la última versión de Wordpress, borrando la base de datos y restaurando toda la información desde tres copias de seguridad diferentes. Al menos, todas las soluciones que he leído sobre este tema requieren tan drásticas acciones.

El refranero dice que éxito es cosa de valientes, pero lo que dice del día de Marte y el número de la mala suerte se queda corto. Hasta cuatro veces creé desde cero todo el chiringuito virtual, restauré copias de seguridad y pulsé F5 para ver si esa vez, por fin, sonaba la flauta y hasta cuatro veces tuve que recular al ver que no funcionaba. Como colofón, pude volver a dejarlo todo como estaba, es decir, sin categorías, de casualidad.

El éxito, dicen, es cosa de valientes, siempre y cuando no traten de llevar a cabo su empresa en martes y trece.

martes y trece, refranero, problemas, categorias, wordpress