gnome

11 entradas

una de discos duros

Imagínate el siguiente escenario: un día cualquiera llegas a casa por la noche y enciendes el ordenador para leer el correo y ver las novedades en debianhackers, que se rumorea que tienen nuevos fichajes. El arranque es normal, sin mensajes apocalípticos ni volcados de pila y, entonces, al iniciar la sesión en gnome, aparece un mensaje que no habías visto antes.

Mi última aventura con los ordenadores, en debianhackers: S.M.A.R.T monitoring o como evitar lágrimas y sudores con tus discos duros.

gnome ya conoce a mi teclado

¡Por fin! Después de pasarse los últimos ocho años ignorando vilmente a mi teclado torcido, GNOME ha incorporado las teclas multimedia del Logitech Cordless Desktop Pro y ya las reconoce y utiliza.

Gracias a este súbito reconocimiento, puedo usar todas las teclas no estándar del teclado, sin tener que recurrir a programas externos como hotkeys ni a pasarse un tiempo buscando el código que activa cada tecla. Ahora, es decir con GNOME 2.24, es suficiente con ir al Centro de control y, en Combinaciones de teclas, asignar las “nuevas” teclas a las acciones que prefiramos.

En mi caso y tras varios años tirando de hotkeys, me había acostumbrado a utilizar la tecla con el logotipo de Logitech (tecla Idea, según el fabricante) para lanzar Mozilla Firefox. Supe que algo había cambiado cuando, tras actualizar el equipo, esta tecla me lanzaba la calculadora una y otra vez. Ahora, de nuevo, sólo me queda acostumbrarme al “nuevo” teclado. 😛

briconsejo: restaurar los tipos mime en nautilus

Desde la actualización que llevé a cabo tras la salida de Lenny, en el ordenador del trabajo no había podido disfrutar de los tipos MIME en todo su esplendor. Al tratar de abrir un fichero desde Nautilus me mostraba un error diciéndome que no reconocía el tipo de fichero, aún cuando era perfectamente conocido y tenía que recurrir al botón derecho y Abrir con…. También, al descargar un fichero de imagen o un PDF en el escritorio, el programa no mostraba una miniatura del contenido del mismo, hasta que lo marcaba con el puntero. En casa, sin embargo, el funcionamiento es el correcto al no haber asignado nuevos tipos MIME a programas.

El problema estaba en un paquete, shared-mime-info (bug #515728 en bugs.debian.org), que no se había actualizado correctamente y que, tras subsanar el lío, necesitaba la actualización de media docena de paquetes sensibles que tardarán un tiempo en poder tocarse. No es grave, no es vital y sólo es un poco molesto, por lo que tocaba esperar.

Sinceramente, llevo con este error un mes y pico, más por vagancia que por molestia, ya que no me entorpecía mi trabajo lo suficiente como para malgastar un rato buscando soluciones. Pero hoy, con cuatro capturas de pantalla en el escritorio y sin miniaturas, se ha colmado el vaso de mi paciencia. Un rato y diez pestañas abiertas desde google, el problema pasó a ser un recuerdo cercano. La solución, como todas las buenas soluciones, sólo necesita de un par de pasos en una consola para borrar las asignaciones de ficheros y programas que se hayan hecho y recargar la base de datos de tipos MIME:

$ rm ~/.local/share/mime/packages/Override.xml
$ update-mime-database ~/.local/share/mime

Tras estos dos cómodos pasos, recargamos el escritorio pulsando F5 sobre un área vacía del mismo para que todo vuelva a ser como antaño.

cómo desactivar Ctrl+Alt+Retroceso (Ctrl+Alt+Backspace)

Advertencia: esta entrada versa sobre informática, sistemas operativos y linux. Absténganse profanos. Puede producir somnolencia… 🙂

Añadiendo la siguiente sección o la opción, si la sección si ya existe, en el fichero /etc/X11/xorg.conf o /etc/X11/XF86Config-4 (según el servidor gráfico), se desactiva los efectos de la combinación de teclas Ctrl+Alt+Backspace (Ctrl+Alt+Retroceso).

Section "Serverflags"
Option "DontZap" "yes"
EndSection

La mejor parte es que, es el propio servidor gráfico quien que se encarga de gestionar esta señal y, al ser la capa más baja del sistema gráfico, evita problemas de compatibilidades entre escritorios, aplicaciones, etcétera.

Personalmente, lo he probado tanto en X11 como en X.org y con dos escritorios, GNOME y ICEWindowMaker y en todas las combinaciones funciona perfectamente.

Estas son las pequeñas cosas que me hacen sonreir en mañanas tan aciagas como la de hoy. El lunes, a producción.

Más, en la web de X.org.

linux, debian, gnome, icewm, icewindowmaker, X11, xorg, x.org, ctrl+alt+backspace, ctrl+alt+retroceso, tips, cheats

briconsejo: logitech v470 cordless laser mouse for bluetooth en Debian GNU/Linux

El título es un poco largo, pero es la manera de asegurarse de que nadie pierda dos horas (o más) por no encontrarlo en oráculo. Por supuesto, éste es un artículo técnico y linuxero. Profanos abstenerse, puede causar aburrimiento, somnolencia y caras largas.

Al comprar el Mac, lo primero que busqué fue un ratón inalámbrico que no fuese el de Apple, ese con la rosca en lo alto del botón, del único botón y encontré el Logitech V470 Cordless Laser Mouse for Bluetooth que, además de salir un poco más barato (sólo un poco), ser inalámbrico, captar movimiento por láser en vez de por óptica (más preciso, dicen), es más pequeño, emula el movimiento horizontal y es de la marca de mi teclado partío, que tantos buenos momentos me está dando. Así que, sin más, lo compré.

logitech v470 bluetooth linux debian

El aparato en cuestión funciona perfectamente en Mac OSX (está diseñado para este sistema operativo, según el fabricante) y trae un programa para configurar cualquier aspecto del mismo, por estúpido que pueda parecer. Al parecer en Windows también funciona bien pero, como no, en Linux no había forma de que se moviese por la pantalla.

Para conseguirlo con Debian GNU/Linux y Sid, hay que hacer los siguientes pasos:

  1. # sudo aptitude install bluetooth bluez-gnome gnome-bluetooth gnome-vfs-obexftp # instalar los paquetes relativos a bluetooth en gnome
  2. # sudo vi /etc/default/bluetooth # cambiar HIDD_ENABLED=0 a 1
  3. # sudo /etc/init.d/bluetooth restart # reiniciar el servicio
  4. A continuación, pulsamos el botón de sincronización del ratón, que está situado en la parte inferior del mismo, a la derecha del interruptor de alimentación. Este paso es vital, sin él, el ratón se podrá ver desde el equipo, pero no podrá ser utilizado por este.
  5. sudo hidd --search # forzamos la búsqueda del dispositivo
    Searching ...
    Connecting to device 00:07:61:9A:8B:21

    En este punto, el puntero del ratón comenzará a moverse por la pantalla, según los movimientos del dispositivo.

Sobre el plugin de bluetooth (el logotipo que aparece con los iconos del sistema), hacemos clic con el botón derecho y vamos a la opción Explorar dispositivos. Nos tendría que aparecer el ratón Bluetooth Laser Travel Mouse.

Explorar dispositivos bluetooth linux debian gnome

Si seleccionamos el ratón y hacemos clic en el botón Conectar, nos dará un mensaje con el error «No se pudo mostrar «obex://[00:07:61:9a:8b:21]»», porque no puede acceder al mismo mediante el protocolo OBEX, de acceso a dispositivos. Si se tratase de un teléfono o cualquier aparato que compartiese sus ficheros, este mensaje no aparecería. También recomiendan algunos forosacudir al applet de bluetooth y buscar un botón añadir, pero eso a mí no me sirvió de nada porque no hay tal opción en la versión actual de gnome-bluetooth. A cambio hay que utilizar el botón de sincronización del ratón para, literalmente, hacer que se vean los dispositivos.

Este briconsejo se ha probado con éxito en un MacBook con Bluetooth integrado y en un HP Compaq d530 con un dongle USB Bluetooth.

debian, linux, gnu, debian gnu/linux, gnome, mouse, raton, bluetooth, usb, dongle, logitech, logitech v470 cordless laser mouse for bluetooth

xfce4

Después de estar unos días dándole vueltas, finalmente me he decidido y he instalado Xfce4 en el portátil, tal y cómo amenacé en su día.

linux xfce4 captura pantalla

El cambio ha sido más suave de lo esperado y ha estado motivado, principalmente, por la gran cantidad de recursos que consume Gnome desde hace un tiempo. Es un poco paradójico porque veo normal que los escritorios evolucionen, que añadan funcionalidades y programas cada vez más complejos, que aprovechen al máximo las capacidades del ordenador pero, al mismo tiempo, están dejando atrás equipos relativamente modernos –evito el uso de la palabra nuevo intencionadamente–. Con el incremento de la memoria hasta el GigaByte y la disminución de las necesidades del escritorio, la diferencia es realmente notable.

Aun así, en entornos más específicos, como puede ser mi estación de trabajo de la oficina donde, por ejemplo, se debe acceder a distintos servicios de red y aplicaciones, Gnome está más adaptado a ese mundo corporativo y lleno de protocolos de muy distinto pelaje. En esos sitios es donde Xfce4 se queda un poco más corto, en parte por ser más liviano y rápido. En casa, para editar el blog, retocar cuatro fotos y escuchar música, es más que suficiente.

xfce4, gnome, entornos de escritorio, linux, escritorio, desktop