mama

4 entradas

felicidades

Hoy la comentarista más activa de este blog cumple años y no podía dejar pasar la oportunidad:

¡Felicidades mamá!

Por supuesto no voy a desvelar su edad aquí, porque no viene al caso y porque setecientos kilómetros no son nada cuando se trata de las represalias de una madre pero si diré que no los aparenta, por mucho que su hijo mayor ya casi sea un cuarentón medio calvo. Y mucha suerte con la celebración, la tarta y ese vendaval cumpleañero que tienes por nieto.

¡Besinos!

mensaje para mamá

El cantautor y productor español Víctor Manuel dará un concierto en nuestra ciudad el próximo 27 de marzo a las 22:00 horas en el Centro Cultural Alcazaba.

Presentará su último trabajo: ?Vivir para cantarlo? donde hará una pequeña síntesis de su biografía musical a lo largo de sus 40 años. Un título, con el que ya presentó en 2007 una exitosa publicación, y con el que espera mostrar a sus fieles seguidores lo que ha supuesto la música en momentos puntuales de su vida.

El anuncio completo, en la página del ayuntamiento de Mérida.

¿Vienes? Besos.

el orgullo de mi madre

Hace algunos años, un puñado de avezados políticos decidieron que el orden de los apellidos era un tema vital para la seguridad del país e hicieron una ley para poder alterar el orden de éstos. En cuanto dicha ley salió adelante, mi madre nos reunió al hermanín y a mí para comentarnos, en un ambiente serio y circunspecto, que Martínez había muchos y Castañeda unos pocos menos y que debíamos pensar en el bien común. Debíamos cambiar el orden de nuestros apellidos, según su opinión, para preservar nuestra herencia.

Su intento, duele decirlo así, no prosperó en la misma línea que el de los políticos y, tanto el hermanín como yo declinamos amablemente su propuesta. No fue fácil y no abundaron los argumentos pero sé que no se lo tomó mal. Simplemente, jugó sus cartas para ver cómo no le salía nada más allá de una pareja de doses.

Estos días estoy realizando unas labores en un CPD al que se accede tras superar una de esas máquinas de control biométrico. Todo muy moderno y seguro. Lo divertido fue ver el nombre con que me identifica el aparato.

orgullo

Mi primera impresión fue que la máquina había hablado con mi madre a mis espaldas y, de motu propio, había decidido cambiarme el nombre, omitiendo mi primer apellido. Imaginé a mamá, henchida de orgullo, al ver cómo su apellido prevalecía sobre los viejos preceptos, victorioso.

No fue hasta un rato después cuando noté que, como se trata de un aparato anglosajón, no conoce la letra eñe y, otra vez, me había cambiado el nombre. Así que, finalmente, creo que quien ha utilizado la máquina no he sido yo, sino alguien con un nombre parecido.

marinera de agua dulce

Hace unos años, más de diez, tenía la costumbre de aporrear la puerta de mi habitación a altas horas de la madrugada, mientras me invitaba a dejar el ordenador y acostarme. El jueves pasado, a eso de las nueve de la mañana, me llamó para preguntarme si le había hecho algo a la web, porque no podía leerla.

Entre estas dos fechas, mi madre le ha perdido el miedo a los ordenadores, ha dejado atrás su complejo de marinero de agua dulce y ya no naufraga en Internet y, para colmo, lee, comenta y critica activamente todo lo que pasa en esta web y, lo que es peor, fuera de ella.

Hoy, quince de marzo, mi madre cumple años (y no, no voy a cometer el error de publicar su edad en público) y eme y yo queríamos dejar constancia aquí, en su página web de cabecera.

¡¡¡Feliz cumpleaños, mamá!!!

cumpleaños, mama